Libros : EMOCIONARIO - Apartamentos Rurales La Solana
La Solana es un bonito complejo de 6 Apartamentos con encantador patio rústico de 300 metros con barbacoa, Jardín de 700 metros en contacto con la naturaleza...
Casa Rural, Apartamentos Rurales, Parque de Monfragüe, Malpartida de Cáceres, Plasencia, Valle del Jerte, Valle del Ambroz
2060
single,single-post,postid-2060,single-format-standard,eltd-cpt-1.0,mltlngg-es_ES,ajax_fade,page_not_loaded,,moose-child-ver-1.3, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
libro emociones

                                               EL EMOCIONARIO

 

Uno de los libros favoritos de nuestras hijas, el Emocionario, diccionario de emociones. Se trata de un libro principalmente dirigido para niños en el que se describe, con sencillez, cuarenta y dos estados emocionales para aprender a identificarlos y, así, poder decir lo que realmente sentimos. El Emocionario es un itinerario a través de las emociones que tenemos cualquier ser humano. Con este libro los niños crecerán aprendiendo a identificar cualquier sentimiento y aprenderán a controlarlos.

 

el emocionario

El Emocionario

libro infantil

 

 

 

No se trata de si son emociones buenas o malas, más agradables o menos agradables, lo que el emocionario trata es de describirlas, que los niños sepan como reaccionar a cada una de ellas a lo largo de su vida. Están en muchas situaciones; la ilusión, el aburrimiento, la melancolía, la felicidad, la compasión, el remordimiento, la euforia, la nostalgia, el miedo o el entusiasmo son algunas de los sentimientos con los que nuestros pequeños se van a encontrar día a día.

el emocionario

42 emociones para identificar

 

En nuestra casa está resultando uno de los libros favoritos. Cada página describe de forma breve un sentimiento, todos ilustrados con dibujos lo que hace la lectura más dinámica y divertida. Algunos son nuevos o desconocidos para los niños, ante estos nosotros les explicamos de que se trata y como actuar, les hacemos ver que no es nada raro y que cualquier sentimiento o emoción son algo cotidiano en nuestras vidas.

 

 

¿Qué peculiaridades tiene el “Emocionario”?
1) No etiqueta ninguna emoción como buena o mala (simplemente las define). Por eso, las personas que leen el libro, al no sentirse juzgadas, las reconocen y expresan con más naturalidad cuando las experimentan. Saber lo que realmente siente un ser querido es esencial para conocerlo. Además, es imprescindible para reconducir una situación en el caso de que sea necesario.
2) Los artistas que ilustraron el libro no vieron las definiciones, para evitar que representasen una palabra o hecho secundario que figurase en estas. Era indispensable que se centrasen en la emoción en sí para que cada una fuese definida por dos vías distintas: la textual y la gráfica. Así, se puede obtener información sobre una emoción sin leer el texto. El libro fue trabajado por 22 artistas.
3) En el libro no aparecen representados seres humanos porque no s deseaba que los lectores vinculasen las emociones a un sexo, a una edad o a una apariencia determinados.
4) El “Emocionario” describe 42 estados emocionales de manera directa y varios más de manera indirecta. Cuando define la envidia, por ejemplo, la diferencia de los celos.
5) Además, cada emoción enlaza con la siguiente de una manera natural. Por ejemplo, tras definir la ternura, en el párrafo final, se dice que esta es una invitación al amor… Y en la página siguiente se define esta última. Y así.

Como el Emocionario lo utilizan personas de distintas edades (niños y adultos), se ha segmentado  la información por franjas para que sea aún más útil. Y hay desde 3 a 6 años, 7 a 9 años y de 10 a 12 años y Otros lectores.

http://www.palabrasaladas.com/emocionario.html

Para personas de 3 a 6 años

Para niños pequeños, recomendamos que se comience sacando provecho a las ilustraciones de las emociones más sencillas (vergüenza, ternura, odio, aburrimiento, felicidad). El niño y el adulto pueden conversar sobre qué les ha sucedido a los personajes de las ilustraciones y sobre cómo se pueden sentir y por qué. También puede resultar adecuado explicar situaciones que se hayan vivido en las que esté implicada la emoción de que se trate en cada caso. A continuación, se puede leer el texto; por lo que sabemos de otras experiencias, los niños disfrutan cuando se les leen los textos y, de esta manera, se van familiarizando poco a poco con el vocabulario. Además, así adultos y niños se acostumbran a que las emociones pueden ser un tema de conversación natural entre ellos y se va aumentando la confianza y la intimidad entre ellos.

En otros momentos, cuando los niños experimentan una emoción determinada, que todavía no conocen, se puede leer la definición en el “Emocionario”. Así, los niños van identificando lo que oyen con lo que sienten. Esto tiene un efecto tranquilizador y normalizador: por un lado, aprenden que lo que sienten tiene un nombre; por otra parte, saben que otras personas sienten lo mismo.

Para personas de 7 a 9 años

Que los adultos y los niños compartan experiencias vinculadas a determinadas emociones contribuirá a establecer vínculos más fuertes y a que los miembros de la familia se conozcan mejor unos a otros. A algunos niños les asombra comprobar que sus padres también sienten miedo o inseguridad. Esto ayudará, además, a fortalecer la empatía de los niños y su capacidad para ponerse en el lugar del otro.

Para personas de 10 a 12 años

A estas edades, los niños van experimentando cambios físicos y psíquicos impredecibles, sorprendentes e inesperados. El “Emocionario” puede ser un gran aliado en la intimidad como lectura rutinaria: con la lectura diaria, se crea un tiempo y un espacio íntimos en los que reflexionar sobre las propias emociones y acostumbrarse a procesar lo vivido sin dejar que se enquiste. Además, aconsejamos ayudarse del “Diario de la Gratitud” para ir anotando esos sentimientos y emociones que, especialmente en esta etapa, suelen parecer desbordantes e ingobernables.

Para otros lectores

 

 

Por lo general, utilizamos sólo cuatro o cinco términos para expresar nuestras emociones. Esa manera de sintetizar nuestro vocabulario emocional influirá en los niños de nuestro entorno, ya que el ejemplo es su principal fuente de información. Si nosotros nos refiriésemos al naranja, amarillo y rojo con el término naranja, los niños se expresarían de la misma manera.
Conscientes de esto, muchos docentes y otras personas con niños a su cargo, utilizan el “Emocionario” para refrescar los matices entre unas emociones y otras y así conseguir que los niños adquieran un vocabulario que dé cuenta de su riqueza emocional.

Estas son las 42 emociones que describe :

 

1) Ternura 15) Vergüenza 29) Aburrimiento
2) Amor 16) Inseguridad 30) Ilusión
3) Odio 17) Timidez 31) Entusiasmo
4) Ira 18) Confusión 32) Euforia
5) Irritación 19) Miedo 33) Desaliento
6) Tensión 20) Asombro 34) Decepción
7) Alivio 21) Asco 35) Frustración
8) Serenidad 22) Hostilidad 36) Admiración
9) Felicidad 23) Aceptación 37) Envidia y Celos
10) Alegría 24) Incomprensión 38) Deseo
11) Tristeza 25) Desamparo 39) Satisfacción
12) Compasión 26) Soledad 40) Orgullo
13) Remordimiento 27) Nostalgia 41) Placer
14) Culpa 28) Melancolía 42) Gratitud

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-Aquí tes las puedes descargar gratuítamente :

http://www.palabrasaladas.com/di_lo_que_sientes/fichas_de_actividades.html

 

-Dentro de su web palabrasaladas.com tienes un recorrido por otras diferentes formas de sentir, como los sueños o su apartado “di lo que sientes”, donde también podrás descargarte guías de lectura o fichas de actividades:

http://www.palabrasaladas.com/di_lo_que_sientes/di_lo_que_sientes.html